Ya ganamos la tercera: ya somos campeón mundial

Por Sofía Griolli

No hace falta aclarar que ser campeón del mundo no soluciona los problemas ni resuelve las preocupaciones cotidianas. La imagen de Messi con la Copa no va a llenar la heladera, pero la pasión por el fútbol fue nuevamente un encuentro cara a cara con la alegría. 

 

El último censo nacional reveló que más del 50% de la población del país no había nacido aquel 29 de junio de 1986 en el que Diego Maradona levantó la Copa. Es decir, más de media Argentina no sabía lo que se sentía ganar un Mundial. Andá a decirles a ellos que sólo se trata de un partido de fútbol. Que ellos te digan hoy lo que se siente.

A partir de ahora, tres generaciones de las tres últimas décadas en la Argentina dirán que Messi es el mejor futbolista de la historia, que la de Dibu ante Muani en el último minuto del alargue es la mejor atajada de la historia, que la ejecución de Montiel es el mejor penal y así sucesivamente con unos cuantos hechos ocurridos en Qatar. Como también los festejos inolvidables que se dieron en las calles de todo país; millones de argentinxs unidos a los gritos, bailes y abrazos. 

Esta Scaloneta será la nueva referencia para muchos de ahora en más. En esta nueva vida que varios comenzarán a transitar, este Mundial de Qatar significará un antes y un después en su existencia. 

Reviví los mejores festejos del domingo a través de este hilo de @JoseePoy https://twitter.com/joseepoy/status/1604711005250269184?s=46&t=lCruwvnJS6Va66iPnwrBfQ